¿Puede un residente extranjero obtener una hipoteca de un banco italiano en el proceso de compra de una propiedad en italia?

¿Cuál es el procedimiento? ¿Qué documentos es necesario presentar?

¡La respuesta es SÍ! Los residentes no italianos tienen derecho legal a obtener hipotecas para comprar una propiedad en Italia.

Sin embargo, debido a la crisis económica y al nuevo Reglamento Contra el Lavado de Dinero, en los últimos años los bancos italianos hicieron más estricta su política hipotecaria, especialmente al tratar con residentes no italianos. Las razones de esta política se pueden encontrar en a) la responsabilidad personal de los Directores del Banco que deben verificar la fuente del dinero que se utiliza para comprar la propiedad (en relación con los documentos para proporcionar al Banco, ver más abajo) y b) las propiedades ya no son consideradas como garantía suficiente en caso de que el comprador deje de pagar las cuotas de la hipoteca (dada la dificultad y los costos para hacer cumplir el pago fuera de Italia).

Sin embargo, todavía hay algunos bancos italianos dispuestos a conceder hipotecas a no residentes; esta es una de las razones por las que es aconsejable designar un Bufete de Abogados local italiano que pueda ayudar al comprador extranjero en este procedimiento.

El Bufete de Abogados ILF tiene una sólida relación comercial con muchos bancos italianos con los que hemos estado ayudando a clientes extranjeros durante muchos años.

En primer lugar, vale la pena especificar que una hipoteca italiana se puede otorgar no solo en euros sino también en una moneda diferente (como dólares estadounidenses o libras).

El proceso para obtener una hipoteca implica varios costos, a saber:

  1. Tasas de solicitud de hipoteca;
  2. Honorarios del inspector (al solicitar una hipoteca para comprar una propiedad, el banco designa a un inspector para hacer un Informe de Evaluación para otorgarle a la propiedad un valor sobre la base de la cual se otorgará la hipoteca);
  3. Impuestos hipotecarios;
  4. Seguro y gastos de traducción si es necesario.

Las posibilidades de obtener una hipoteca están condicionadas por varios parámetros, tales como:

  1. El importe de la suma solicitada como préstamo; los bancos generalmente no otorgan más del 60/70% del precio de compra de acuerdo con el Informe de Evaluación elaborado por el inspector designado (ver arriba);
  2. Nacionalidad del solicitante;
  3. Estado financiero del solicitante; a este respecto, se debe tener en cuenta que los bancos italianos deben saber si el solicitante es capaz (bajo el punto de vista financiero) de sostener el préstamo. Esta es la razón por la que generalmente se solicita una copia de la última Declaración de Impuestos del solicitante (que debe estar traducida al italiano y estar legalizada, a través de la Apostilla o por el Consulado italiano del país de residencia del solicitante)

El Bufete de Abogados ILF podrá sugerir a sus clientes el banco más adecuado para solicitar la obtención de la hipoteca.

El tiempo para tener una respuesta puede variar de un caso a otro. Por lo general, toma pocas semanas. Una vez que se aprueba la solicitud, en caso de que se haya solicitado la hipoteca para comprar una propiedad específica, el contrato de la hipoteca se firma ante el Notario al mismo tiempo que se firma la escritura final para transferir la titularidad de la propiedad. Un funcionario del Banco generalmente asiste a la reunión y le entrega el cheque al vendedor (que equivale a la suma otorgada como hipoteca).

RESUMEN DE LOS DETALLES PARA OBTENER UNA HIPOTECA EN ITALIA

  1. Los bancos italianos generalmente otorgan una hipoteca que puede durar de 5 a 30 años;
  2. Los bancos italianos generalmente aceptan la solicitud de hipoteca por un monto que no sea inferior a 50,000 euros;
  3. Una hipoteca no puede ser otorgada por una suma que cubra el 100% del costo de la propiedad (la hipoteca máxima puede cubrir el 70/80% del precio de compra);
  4. En caso de que el solicitante tenga más de 70 años, los bancos italianos generalmente requieren la firma de otro solicitante (más joven) que será responsable de manera conjunta;
  5. Generalmente se otorgan hipotecas por la compra de propiedades residenciales.
Español